Posteado por: Juan Luis Mora | Consultor SEO y SEM | junio 6, 2010

Fracaso escolar y nivel de paro

La reforma laboral en ciernes tratará de corregir la propensión española a los movimientos convulsos en el mercado de trabajo, con fortísima creación de empleo en época de crecimiento y la misma intensidad, pero destructora, en los períodos de crisis. Hoy España expulsa más empleo que otros países, del mismo modo que hasta 2007 inclusive creó más puestos de trabajo que el resto de países de la UE.

Del análisis del mapa del paro español se deducen algunas enseñanzas que aconsejan tomar con cautela el esperado efecto milagroso de la reforma laboral.

La primera constatación apunta a que en España conviven tasas de paro muy dispares según las regiones, que oscilan entre el 10,9% del País Vasco (homologable con otros países) y casi el 28% de Canarias, y que entre ambos extremos (la diferencia entre una y otra supera ampliamente el doble) la intensidad del paro se gradúa de acuerdo con una secuencia geográfica muy definida.

El paro se intensifica gradualmente, de menos a más, de forma ordenada y precisa, según se desciende desde el Norte del país hacia el Sur, todo lo cual parece indicar que el factor determinante de la intensidad del paro en España guarda relación de forma capital con la estructura productiva, es decir, con la especialización sectorial de la economía nacional y de sus regiones.

Mapa del paro en España

Mapa del paro en España

Otra enseñanza ejemplarizante es que el paro y formación guardan entre sí un relación directa. España está dividida en dos mitades a ambos efectos. De la mitad para abajo (incluidos los dos archipiélagos), tanto el paro como el fracaso escolar son superiores a la media nacional, mientras que en la mitad norte (incluido Madrid) ambas tasas se sitúan (salvo La Rioja, en el caso académico) por debajo del promedio.

Y la tercera evidencia apunta a que la relación causal que se ha establecido entre alta tasa de temporalidad y el elevado índice de paro (lo primero sería causa de lo segundo) se cumple de forma precisa en el caso de España (somos el segundo país de Europa por temporalidad y también el segundo por tasa de paro), pero esta coincidencia no se verifica de forma inexorable ni generalizada en los demás países, y tampoco en todas las comunidades autónomas españolas. Basten dos ejemplos: la tasa de paro en Europa la encabeza Letonia (22,3%) pese a que tiene la séptima tasa de temporalidad más baja de Europa (5,3%). Polonia, que encabeza la temporalidad laboral europea, tiene una tasa de paro del 9,1%, inferior a la media de la «eurozona» y de la UE.

Con independencia de la conveniencia de revisar, mejorar y modernizar aspectos de la normativa laboral y de la negociación colectiva, como vienen reclamando numerosos economistas, estas tres aproximaciones permiten anticipar que, sin perjuicio de tales urgencias (todas las regiones tienen una tasa de paro por encima de la media europea), en el problema español del desempleo subyacen causas aún más profundas y estructurales, ligadas a la cultura empresarial y al saber hacer de cada territorio, a la preeminencia de unas u otras actividades económicas y al mayor o menor peso de sectores muy intensivos en mano de obra y que exigen poca cualificación o, a la inversa, con muy alto valor añadido, intensivos en capital y precisados de mano de obra cualificada y estable. Sigue leyendo

Visto en Meneame


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: