Posteado por: Juan Luis Mora | Consultor SEO y SEM | junio 4, 2010

Viagra en las Discotecas

"Hola, tengo 18 años y soy virgen, quiero proporcionar el mejor placer posible a mi novia… pero como soy nuevo en esto no creo que pueda durar mucho y quiero complementarlo con viagra". Lo escribe DVL en un foro de Internet. Su caso no es único, son muchos los jóvenes que echan mano de una "ayuda química" para mantener relaciones sexuales.

El medicamento, pensado para hombres con problemas de erección, se está haciendo un hueco en el "botiquín" de los jóvenes que se inician en sus relaciones sexuales, bien por inseguridad, bien porque tuvieron una "mala actuación" y tienen miedo a volver a fallar.

Hace unas semanas Tom Kaulitz, miembro del grupo alemán Tokio Hotel, declaró haber sufrido durante dos días las consecuencias de la ingestión de una sobredosis de viagra. El joven de 20 años reveló que tomó las pastillas que elevan la potencia sexual cuando iba a celebrar una fiesta con varias admiradoras. El hecho, más allá de la excentricidad del conocido músico, da algunas pistas sobre las nuevas tendencias para el divertimento entre los jóvenes.

El consumo de la viagra en los lugares de ocio se ha convertido en un fenómeno social, los expertos han observado que durante la noche es frecuente que se produzca un efecto llamada que provoca que dentro de un grupo de amigos sean muchos los que la consuman, e incluso se pavoneen de las veces que han conseguido mantener relaciones.

"Cuando se van vendiendo pastillas de viagra en las discotecas, es fácil que pregunten por quién tiene viagra y que los compañeros vayan en grupo y más de uno compre" explica la sexóloga psicóloga Marian Ponte.

 

Miedo al fracaso

La especialista trabaja en el Instituo Clínico de Sexología de Barcelona donde a menudo atiende consultas de jóvenes que le piden consejo con respecto al consumo de la viagra. "La mayoría tienen alrededor de 18 pero algunos de 16 te preguntan por Internet si podrían tomarla".

"La inseguridad que tienen les lleva a generar ya ese hábito de no enfrentarse a una relación sexual sin llevar esa especie de red de seguridad que es el haberse tomado esa pastilla" explica el médico sexólogo, Juan José Borrás.

En nuestro país no existen datos oficiales sobre el porcentaje de jóvenes que toman el medicamento. Sin embargo, los expertos dicen que cada vez son más: "Se sabe que ha aumentado su consumo por la noche, en fines de semana" explica Ponte. El objetivo que persiguen es "asegurarse que no van a fallar, se les quita el miedo, además de contrarrestar el efecto que pueda haber producido otras sustancias y conseguir un rendimiento sexual que les permite hacerlo todas las veces que quieran".

La viagra no tiene edad

Los expertos aseguran que no existe una edad a partir de la cual se pueda tomar viagra ya que las causas que motivan una disfunción eréctil pueden ser tanto orgánicas como psicológicas: "Para causas orgánicas no hay edad" afirma Ponte "en cuanto a un problema psicológico, puedes tener a un joven que haya fallado muchísimas veces y que como terapeuta lo derives al médico que le facilite tener una combinación en la que se trabaje lo psicológico y se le ayude puntualmente con un fármaco que sería la viagra".

Pese a que para conseguir el medicamente sea necesaria una prescripción médica, son pocos los jóvenes que siguen ese camino ya que la mayoría compran la pastilla en bares o discotecas: "Se produce una venta como de cualquier otra sustancia ilegal, es decir sin receta", afirma Borrás "después de pasarse un montón horas sin dormir, de estar tomando estimulantes de todo tipo, aún quieren tener una respuesta sexual satisfactoria".

"En este centro de orientación sexual no lo demandan" asegura la psicóloga sexóloga Esperanza Castro, "pero no me extraña nada que lo consuman, yo sé que lo pueden comprar por internet aunque yo siempre advierto de que eso no se debe comprar así".

Colocón y viagra

Los médicos aseguran que la viagra no contiene ningún elemento que pueda llevar a una dependencia física del medicamento pero sí subrayan que es posible que entre los consumidores irresponsables se produzca una dependencia psicológica. "Si creen que no son capaces de tener relaciones si no toman la sustancia, ahí sí que estaríamos generando una dependencia" afirma Ponte.

Asimismo alertan de que se consume junto a otras drogas por lo que se crea una especie de círculo vicioso: "Puede darse una forma de dependencia psicológica, una asociación entre lo que es salir de noche y empezar a consumir todo tipo de sustancias y que la viagra les sirva como un elemento más que les da seguridad  para poder estar en ese ambiente festivo" afirma Borrás.

Por ello, el sexólogo asegura que es necesario que los jóvenes que estén preocupados por un posible fracaso sexual acudan a un experto pero que cometerían un "gran error" si recurren a ese tipo de "muletas químicas". 

"Yo les diría que hablaran con sus padres para empezar, pero si sienten que con ellos no se atreven también está la posibilidad de que pidan hora en cualquier centro de planificación familiar y ahí les pueden informar y asesorar" sentencia.

visto en Meneame

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: